Consejos básicos para mejorar el posicionamiento SEO de tu e-commerce

Si tienes un e-commerce seguramente te preocupen el número de visitas que recibes cada día en tu página web. Y es que, igual que la ubicación de un local es importante para atraer clientes cuando tienes un comercio a pie de calle, impactar a quienes estén interesados en tu producto online es un factor clave para aumentar tus ventas.

Para conseguirlo, necesitarás cuidar al máximo el SEO de tu tienda online. Tanto si estás familiarizado con el lenguaje SEO para e-commerce, como si eres nuevo en este ámbito, nuestros consejos básicos para mejorar el posicionamiento SEO de tu e-commerce te ayudarán a que crezca el alcance de clientes y, posiblemente, con ello tus ventas a través de la red.

Cómo mejorar el posicionamiento SEO de tu e-commerce | Cofidis Retail

Aunque el contenido en internet sea sobre todo visual y, probablemente, las fotos de tus productos muestren mucho sobre ellos, parte del éxito del SEO de tu tienda online está en la utilización de las palabras clave adecuadas y en tener unas fichas de producto optimizadas y atractivas.

El contenido en tu tienda online tiene que ser claro y preciso, utilizando los términos que tus clientes potenciales buscarían para llegar a tus productos (estudio de palabras clave). Contar con ayuda de un profesional puede ser útil, pero siempre existen tips que como dueño de un e-commerce pueden servirte para mejorar tu SEO de una forma sencilla.

¿Qué es el SEO y qué beneficios aporta?

Este término viene del inglés “Search Engine Optimisation”, lo que se traduciría al castellano como “Optimización para los motores de búsqueda”. Al referirnos al SEO, hablamos de una serie de estrategias que una empresa o persona sigue para hacerse más visible en internet a través de motores de búsqueda como Google, Bing y Yahoo.

Para aparecer en los motores de búsqueda es fundamental utilizar palabras clave relacionadas con tu sector, ya que serán estas (y no solamente el nombre de tu empresa) las que buscarán tus clientes potenciales en internet. También es muy importante la imagen de tu empresa: tiene que quedar muy claro quién eres, qué haces y dónde y cómo vendes tus productos.

Hoy en día prácticamente todo el mundo hace una búsqueda en internet antes de comprar un producto. Por eso es muy relevante que tu e-commerce aparezca entre las primeras entradas de la búsqueda de Google y los demás buscadores web.

1) Añadir Contenido en las categorías

Un buscador por categorías es una base de datos de páginas estructuradas por categorías y también se las puede denominar Índices o Clasificadores. Las búsquedas por categorías que más tráfico traen a nuestra tienda online son las de aquellos usuarios que hacen búsquedas basadas en productos genéricos. Este tipo de búsquedas se hacen cuando el cliente no tiene muy claro lo que quiere, por lo que el buscador le muestra un catálogo de productos.

Consejos para posicionar bien un e-commerce | Cofidis Retail

Si tu empresa es capaz de posicionarse a través del contenido en una categoría, aparecerás entre los resultados que internet muestre al usuario potencial. El contenido en las categorías suele fallar porque muchos productos aparecen sin un contenido de apoyo en el que se explique en qué consiste exactamente ese artículo y se diferencie así del resto.

2) Enlazar entre productos

El enlazado interno consiste en insertar links o enlaces a otros productos o contenidos dentro de nuestro propio sitio web. En el caso de un e-commerce lo habitual es incluir enlaces a la página de inicio, a las categorías y a las fichas de producto. Esta técnica resulta muy fácil y económica de llevar a cabo por lo que es recomendable su aplicación en cualquier tienda online.

Las páginas que enlazamos dentro de nuestra propia web son las que dinamizaremos a nivel de tráfico y esto mandará una señal de su importancia a los buscadores. Por eso, hay que ser muy selectivo a la hora de escoger qué enlaces internos queremos utilizar y seleccionar nuestro mejor y más cuidado contenido.

3) No indexar los parámetros de las URLs

Los parámetros de URL son una forma de transferir información sobre un clic a través de su URL, es decir se añaden al final de la dirección de tu página web y te llevan directamente a un apartado de esta. Aunque los parámetros en las URLs son un recurso muy empleado y con muchas funcionalidades para los desarrolladores web y el sector de la analítica, para buscadores como Google, la gestión de este tipo de URLs puede suponer un problema y que Google te penalice por abusar de ellos. Lo ideal será tener en cuenta este parámetro desde el principio del proyecto para evitar problemas posteriores. Una opción sería tener los parámetros controlados desde ‘robots.txt’ y evitar su rastreo e indexación.

En caso de que ya tengas URLs parametrizadas en tu e-commerce podrías forzar su rastreo para que Google comience a barrerlas de los resultados y después bloquearlas una vez lo hayas limpiado totalmente.

4) Utilizar longtails en lugar de keywords genéricas

Aunque las palabras generales tienen más volumen de búsqueda, también tienen más competencia, por lo que no solo debemos enfocarnos en ellas si queremos mejorar el SEO de nuestra tienda online. Las long tail keywords o palabras clave de cola larga son palabras clave que se buscan menos que las genéricas porque son mucho más específicas y es una forma de búsqueda mucho más natural por parte del usuario.

Estas palabras son mucho más fáciles de posicionar que palabras clave más genéricas, lo más importante es incluir términos o características relacionados con tu producto (como por ejemplo “productos de limpieza sin químicos”). Estos términos no solamente mejorarán tu posicionamiento en buscadores, sino que también harán que los clientes interesados en tu sector lleguen a tu tienda. Otra ventaja de las long tail keywords es que son mucho más utilizadas en las búsquedas realizadas por móvil.

5) Optimizar también para móvil

Este punto es importante de cara a Google, pero también para que tu e-commerce sea user friendly. Una gran parte (por no decir la mayoría) de los clientes potenciales accederán a tu negocio a través del teléfono móvil, por lo que la optimización en este dispositivo es esencial en cualquier tienda online. Sabemos que nuestra página web está correctamente optimizada para móviles principalmente por dos motivos: el sitio web carga de forma rápida y es fácil desplazarse y realizar acciones dentro de él.

6) Añadir datos estructurados a las fichas de producto

Al añadir datos estructurados a tus fichas de productos, para Google estás ofreciendo información detallada sobre tu producto. Recuerda que Google premia a quienes dejan claro qué producto está vendiendo.

Puedes agregar imágenes (con una buena descripción y estén adaptadas a la velocidad de carga estipulada en las core web vitals) u opiniones de otros clientes. Intenta que el precio y la disponibilidad de tu producto estén actualizado para que Google pueda mostrar resultados de tu e-commerce en su sección de compras.

7) Descripciones personalizadas

Procura cuidar al máximo las descripciones SEO de tus productos, puesto que serán las que aparecerán en los resultados de los buscadores. Tienes que contar con una descripción personalizada para cada producto para tu producto, que ofrezca en poco espacio información precisa sobre este y que, a la vez, sea fiel a tus valores de marca. Un factor clave es analizar a la competencia para evitar cometer sus mismos errores.

Muchas empresas grandes no optimizan bien las descripciones de sus productos, por lo que añadir una correcta descripción e incluir keywords en ella, hará que estos sean más visibles y puedas llegar a más personas a pesar de contar con un presupuesto menor.

8) Velocidad de carga

Google penaliza a las páginas web que tienen una velocidad de carga (WPO) muy baja, por lo que es un factor que debes ir controlando sobre todo al añadir nuevo contenido a tu e-commerce.

Cuanto más rápida sea la velocidad de carga de tu web, mejor será su posicionamiento SEO. No olvides controlar también la velocidad de carga de la versión para móviles.

9) Usar fotografías de calidad

A lo largo de este artículo hemos dado mucha importancia a las palabras, pero, como dicen, una imagen vale más que mil palabras, especialmente cuando vendes un producto físico. La optimización de imágenes consiste en conseguir que las imágenes de tu página web aparezcan en búsqueda de imágenes de Google y el resto de buscadores. Para ello deberás utilizar imágenes con una calidad adecuada y que cuenten con una buena descripción.

10) Evitar el keyword stuffing

El keyword stuffing no es otra cosa que la repetición excesiva de palabras clave. Muchas empresas (esto era especialmente frecuente en los inicios de internet) abusan de los términos clave. Como los buscadores optimizan aquellos resultados más claros, te penalizarán si usas palabras clave excesivamente repetitivas o poco relevantes para tu negocio.

Cuida al máximo tu imagen en internet

Como has podido ver, no es necesario ser un gran experto para mantener a raya estos parámetros que ayudarán a tu e-commerce a posicionarse correctamente en buscadores. Afortunadamente, tanto Google como el resto de buscadores van a premiar el lenguaje directo y sencillo en tu página web, así como que quede claro quién eres y a qué te dedicas.

Intenta cuidar al detalle tu imagen, añadiendo fotos e información sobre tus productos y poco a poco tu posicionamiento irá mejorando. No olvides darle un toque personal, acorde con la imagen de marca que quieras proyectar a tu página web. A la larga eso será lo que te diferencie de tus competidores y atraiga a muchos más clientes potenciales.

Artículos relacionados

Inicio > Actualidad > E-Commerce > Consejos básicos para mejorar el posicionamiento SEO de tu e-commerce