¿Cómo puede la publicidad en Punto de Venta ayudar a tu negocio?

¿Sabías que el 70% de las compras que se realizan en las tiendas físicas son "no planeadas"? Eso significa que la decisión de comprar siete de cada diez productos se toma justo en el momento de la compra.

Eso convierte a la publicidad en el punto de venta o PLV en una herramienta fundamental a la hora de generar valor en el establecimiento, ya que es justo en ese momento en que captar la atención de los consumidores puede resultar en ventas inmediatas.

Publicidad en el punto de venta | Cofidis Retail

Además, la digitalización de nuestro día a día, también ha llegado a los formatos publicitarios in-store, permitiendo una flexibilidad y una agilidad que antes eran impensables.

En este artículo te contaremos los principales beneficios de la publicidad en el punto de venta, y también te ayudaremos a familiarizarte con los formatos más habituales y de mayor eficacia para las marcas.

Beneficios de la publicidad en Punto de Venta:

1. Ayuda a la categorización de los productos

En la actualidad, la mayoría de las tiendas disponen de una gran cantidad de información muy valiosa acerca de los hábitos de compra, los gustos y los perfiles de los consumidores. Esto facilita la posibilidad de organizar las ventas en función de las necesidades de cada categoría de producto.

Una vez realizado el análisis de la categoría y de los consumidores objetivos, la Publicidad en Punto de Venta nos ayudará a establecer y definir las diferentes categorías, potenciando los mensajes que maximicen las ventas y los beneficios.

2. Ayuda a destacar las ofertas, las promociones y los nuevos lanzamientos

Comunicar adecuadamente nuestras ofertas y promociones en el punto de venta puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Además, una buena promoción es la oportunidad perfecta para llevar a cabo estrategias de cross-selling y up-selling.

Hablamos de Cross-selling o venta cruzada para referirnos a aquellas compras en las que el cliente quiere comprar un producto determinado, y nosotros le ofrecemos la posibilidad de adquirir otro producto relacionado. Un ejemplo: Si alguien compra una bicicleta, puede que también esté interesado en comprar un casco o el equipamiento. Gracias al PLV podemos destacar esta combinación.

En el Up-selling en cambio, lo que hacemos es ofrecer a los consumidores un producto similar al que quiere comprar, pero de mayor precio. Por ejemplo, si un consumidor ha comprado unas gafas de vista, puede que acabe comprando otras de sol si ve que hay una oferta para un pack doble.

3. Resalta el material que incentivamos para sell-out

Una de las grandes ventajas de la publicidad en el Punto de Venta es que nos permite destacar ofertas concretas de productos que quizá no han tenido el éxito esperado o de los que nos interesa vaciar stock y aumentar la rotación.

Esto puede ser muy útil cuando hablamos de productos de temporada o perecederos, que ya no podrán venderse si pasa más tiempo. Por eso, a través de la publicidad en Punto de Venta podremos destacar los diferentes descuentos y ofertas para captar la atención de los consumidores.

Publicidad en tienda física | Cofidis Retail

4. Acompaña a los servicios facilitadores de venta, como la financiación

Los servicios facilitadores de venta son aquellas herramientas que pueden influir positivamente en la decisión de compra de un consumidor.

De nuevo, la correcta comunicación de estos servicios a través del PLV puede ayudarnos a fidelizar a los clientes, y complementar nuestro marketing mix.

Dentro de los servicios facilitadores de venta destacamos la financiación, ya que hace posible la compra poniendo a disposición del cliente el importe necesario para adquirir lo que desea. Además, el cliente puede elegir, dentro de sus posibilidades, el plazo de la financiación.

Gracias a este servicio, el comprador puede acceder a través de cómodos plazos a un producto con mejores prestaciones que al que podría acceder sin la facilidad de la financiación.

La financiación genera, a través de una tramitación ágil y sencilla un incremento del ticket medio y un aumento del número de ventas además de una experiencia agradable para el consumidor, consiguiendo así, fidelizar más a los clientes.

5. Aumenta el atractivo del punto de venta

Otro beneficio importante de la publicidad en el punto de venta es que nos ayudará a aumentar el atractivo de la tienda, creando una imagen positiva en la mente del shopper.

Además, a diferencia de otros canales, en este caso no es necesario gastar grandes sumas de dinero, ya que el PLV es más económico y rentable y se complementa perfectamente con la comunicación en los otros touchpoints de marca.

6. Influye en la decisión de compra

¿Puede un buen PLV influir en la decisión de compra? La respuesta es un rotundo Sí.

Recientes estudios de neuromarketing han demostrado que el estado de ánimo del consumidor influye en la decisión de comprar uno u otro producto. Por eso, si somos capaces de sorprender al consumidor a través del PLV para tener una influencia positiva en su estado de ánimo, podremos ver cómo nuestras ventas crecen considerablemente.

 

Formatos más habituales de publicidad en Punto de Venta

Una de las características que más diferencia a la publicidad en punto de venta respecto a otros formatos como el spot de televisión o las RR.SS es la amplísima variedad de formatos y opciones con los que podemos jugar.

Pese a eso, existen ciertos «estándares» que pueden ayudarte a poner en marca acciones de comunicación en el punto de venta. Estos son algunos de los formatos más habituales:

  • Mobiliario para exponer el producto: Cabeceras de góndola, las islas, los contenedores, las cajas dispensadoras, etc. En una tienda física hay una serie de elementos «habituales» que no sólo sirven para colocar el producto, sino también para destacar y llamar la atención.
  • Embalajes especiales: Este tipo de embalajes están pensados para facilitar la compra de paquetes de producto pequeño. Una bolsa que contiene varias bolsas de patatas, una caja de varias latas de cerveza… Son muy útiles, porque ayudan a reforzar las estrategias de up-selling.
PLV | Cofidis Retail
  • Elementos audiovisuales: Si estamos convencidos de que tenemos un gran producto, ¿por qué no enseñarlo? A través del uso de pantallas de publicidad digital, podemos hacer demostraciones de producto, mostrar sus características, y captar la atención de los clientes. Tampoco podemos olvidar los mensajes a través de megafonía.
  • Cartelería: Los carteles en el punto de venta suelen tener varios formatos: mástil, pared, colgante, expositor… Y nos ofrecen la oportunidad única de dar información al cliente justo en el momento en que decide su compra. Podemos comunicar promociones, nuevos productos, valores de marca, etc.
  • Catálogos, desplegables y folletos: Aunque puedan parecer un formato pasado de moda, lo cierto es que este tipo de contenidos sigue siendo de gran utilidad, ya que nos permiten describir los atributos y beneficios de nuestros productos, ampliando de manera más detallada la información que compartimos con el cliente.
  • Stopper: Si lo que queremos es destacar directamente en el lineal de productos, el stopper es una muy buena opción. Se trata de un elemento visual de pequeño tamaño que sobresale del lineal y «rompe» visualmente la continuidad del lineal haciendo que nos paremos a mirar.   Generalmente tiene una parte adhesiva que se pega en el producto del que sobresale.
  • Tótem: Los totems son piezas, generalmente de cartón, con un gran impacto visual, de forma ovalada y grandes dimensiones. Suelen medir aproximadamente entre 180cm y 200cm. Su versatilidad a la hora de adaptarse a cualquier superficie y su gran tamaño, han convertido a los tótems en uno de los «clásicos» de la publicidad en el punto de venta.
  • Fly banner: Se trata de banderolas que se usan en los exteriores del Punto de Venta. Su bajo precio y su fácil y rápida instalación han hecho que muchas empresas confíen en este formato para sus fiestas y eventos.

Estos son sólo algunos de los formatos disponibles si queremos poner en marcha una acción en Punto de Venta. Sin embargo, la digitalización ha permitido incorporar formatos digitales de gran potencial para convencer a los consumidores, iniciando una auténtica revolución en la forma de hacer PLV:

El digital signage o señalización digital dinámica se basa en la emisión de contenidos digitales a través de pantallas, proyectores, o paneles táctiles. Se trata de una comunicación «tú a tú» con el consumidor, que ofrece múltiples beneficios:

  • Aumenta el recuerdo de marca: el 80% de las personas que reciben un impacto desde una pantalla digital recuerdan el mensaje.
  • Es novedoso: al tratarse de un formato que se percibe como «nuevo», ayuda a transmitir sensación de modernidad y atrevimiento.
  • Ayuda a captar la atención: hay estudios que demuestran que los consumidores dedican un 60% más de tiempo a mirar una pantalla digital que otros soportes.
  • Interactividad: el uso de pantallas táctiles, por ejemplo, permite establecer un diálogo con el consumidor, aportando valiosa información sobre sus preferencias, y creando mayor engagement de marca.
  • Integración con dispositivos móviles: gracias a la geolocalización podemos aumentar la interacción con la marca y crear sinergias entre los distintos canales de comunicación.
  • Contenidos en tiempo real: seguramente la ventaja más importante de todas: El anunciante tiene el poder de modificar los contenidos con un simple clic, para adaptar los mensajes en función de sus necesidades.

Como puedes observar, el potencial de la publicidad en el punto de venta es enorme.    Y lo mejor de todo es que requiere una inversión reducida, en comparación con otros formatos publicitarios, y en cambio ofrece una gran efectividad.

Artículos relacionados

Inicio > Actualidad > Insights > ¿Cómo puede la publicidad en Punto de Venta ayudar a tu negocio?